EL FIN DE UNA ERA... ¿O NO? EL ADIÓS A LAS MASCOTAS EN LOS PRODUCTOS Y CÓMO SE ADAPTARON AL CAMBIO

Las despedidas siempre son tristes, y más cuando son definitivas. El fin de una era ha llegado, es momento decir adiós a emblemáticos personajes que compartieron momentos inolvidables de sabor. Y como todo... ¿Cómo pueden adaptarse los productos a estos cambios?

La nueva modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051 iniciará su segunda fase que primero hizo que las compañías fabricantes de alimentos y bebidas agregaran sellos octagonales a sus empaques para advertir sobre el exceso de calorías, azúcares, sodio, grasas saturadas y grasas trans. Era de esperarse, pues el consumo de estos productos en niños y adultos, llevó a México al primer lugar de Obesidad en comparación a otros países de América Latina.


En términos de packaging, unos octágonos en negro, resaltados con blanco de podían arreglar sin problema, lo que no imaginábamos, era lo que venía a continuación... En una segunda parte, a partir del próximo mes de abril entrará en vigor el nuevo etiquetado de productos de consumo infantil, los famosos personajes que por décadas han acompañado los empaques de cereales, pasteles, chocolates y todos los productos alimenticios dirigidos para niños dejarán de aparecer, si no es que el proceso ya comenzó.

Por más que adelgazaron, no fue posible que personajes como el Tigre Toño o el elefante Melvin, impresos en las cajas de cereal Zucaritas y Choco Krispis de la marca Kellogg’s, pudieran mantenerse en los anaqueles; la compañía que los fabrica ya eliminó gran parte del producto con dichos personajes, a excepción de Mezcladitos, donde todavía se observa a sus mascotas en la cubierta.


De este modo emblemáticos personajes como “El Tigre Toño” “El Osito Bimbo”, “Chester Chetos” “Gansito”, “El elefante Melvin”, “El Conejo Trix”, entre otros, ya no aparecerán más en los empaques de estos productos, una medida encaminada a prevenir la obesidad y sobrepeso infantil en el país, pues según autoridades y otros especialistas, hace que los niños busquen consumir productos con alto contenido de azúcares, grasas o sodio.

Ahora, ¿qué sucede con la ''base'' de estos productos, pues las mencionadas mascotas no solo aparecían en estos, sino en toda la publicidad y estrategias que tenían en Redes Sociales, comerciales, etc. Será difícil adaptarse al cambio, pero al enfrentar lo inevitable, siempre habrá alguna forma de renovarse.


Como a Chester Cheetos, quien salió no solo en los paquetes, también la imagen de los comerciales y demás. Ante la inminente norma, desde mediados de enero la marca se despidió vía Twitter, afirmando que tiene “Diferente imagen, mismo sabor a queso y más que eso”. Dando carpetazo y renovando el empaque con un minirecuerdo de Chester.

También están algunas estrategias aferradas con su personaje. A pesar de que a partir del próximo 1 de abril deberán desaparecer de todos los empaques de productos los personajes, animales, deportistas y cualquier imagen que pueda inducir a los niños al consumo de productos con alto contenido calórico, hay dibujos animados que se resisten a decir adiós.


Tal es el caso del Osito Bimbo que apareció en los empaques y en la edición especial de servilletas Pétalo, junto con el cachorro que caracteriza a dicha marca, como parte de una campaña especial.


La marca Bimbo aseguró que se trató de una campaña para impulsar las servilletas para sándwich, la cual trajo la siguiente leyenda que decía "envuelve el cariño con cariño".

Por último, vemos la estrategia donde se cambia el problema de raíz, como la marca ''Tonicol''. Pues, esta al cambiar la fórmula, obtuvo la ceritificación ''Keto'', la cual informa que la bebida es 100% natural, no teniendo que recurrir ni al nuevo etiquetado, ni al cambio de imagen. Sobre si la bebida sabe diferente, eso habrá que checarlo con los consumidores, pero la estrategia ahí está.

De regreso a la frase ''Renovar o Morir''. Y el renovar no tiene límites, como podemos ver. En fin, muchas veces escuchamos “Debemos aprender a soltar y decir adiós”, pero en esta ocasión este adiós genera nostalgia a miles de mexicanos.


Aunque sí, también es momento de valorar los empaques que aun tienen a nuestros emblemáticos amigos y aceptar que pueden ser parte de una colección personal. Eso, sin mencionar que hay que hacer reflexión sobre lo que contienen nuestros productos favoritos. ¿Qué opinas sobre las nuevas normas de salud?