¡ESTRATEGIAS DE WALMART QUE TE HACEN COMPRAR Y NO SABÍAS!

¿A quién no le gusta darse una vuelta terapéutica al Súper Mercado? ¡Hasta justo y necesario es! Pero ese paseo, en veces, puede costarte algunas cosas. Si las necesitabas o no, es otro tema. Pero el comprarlas, deberías de saber que no siempre es tu culpa. ¿Cómoooo? Así es, el Walmart tiene un as bajo la manga.

Bueno, de hecho, tiene muchísimos... Y te vamos a contar varios de ellos.


COMPRAS IMPULSIVAS


Esta es en la que más fácil caemos. Tiene que ver con todos los productos que encontramos a la hora de llegar a caja a pagar. Chocolates, chicles, papas, refrescos, para que impulsivamente te lleves algo. ¿Y por qué? Porque es sencillo, es rápido y barato. ¿Lo necesitabas? Quién sabe. ¿Se te antojó? Tampoco sabemos. Lo que sí sabemos es que te hicieron comprar.

PRECIOS FRACCIONADOS


Otra muy tradicional en las estrategias de compra. ¿Que si compramos algo de $1,000 MXN? Carísimo, ¿verdad? No es lo mismo que comprar algo de $999 MXN. O de $954 MXN. UFF, esos precios sí son atractivos e inconscientemente, pensamos que es otro precio, a pesar de que haya o exista un peso de diferencia, solamente. Aguas con eso.


ANCLAJE


Acá subimos un poco de tono, a las que tal vez no habías escuchado jamás. Hablemos del anclaje. Estas, te presentan un precio carísimo o elevado a lo que estás dispuesto pagar, para que luego veas MEGA OFERTAS IRRESISTIBLES donde el precio baje muchísimo a lo que tenías en mente (el primer precio que te mostraron). Y bang, caiste.

UBICACIÓN DE LA CANASTA BÁSICA


Este es de las estrategias menos conocidas, porque básicamente si no no lo preguntamos, es imperceptible. Pregunta... ¿Cuántos pasillos recorres antes de llegar a donde se ubican los productos de la canasta básica? ¡Un montón! Pasas hasta la juguetería, antes de llegar a ese destino. ¿Y pa' qué? Básicamente, pa' que en el camino se te atraviese algo y te lo compres. Cómo no, muy buena estrategia, ¿no?

¿En cuántas de estas has caído? No cabe duda que la forma en la que vende Walmart, es épica. Ahora, date una vuelta terapéutica y checa qué te hace comprar a ti.