VENDER LO MISMO, MUCHAS VECES. LA GRAN ESTRATEGIA DE LOS VIDEOJUEGOS

El mundo de los videojuegos ha sufrido bastantes cambios a lo largo de los años. Los momentos donde insertabas un disco y comenzaba la diversión, son lejanos en la era digital de la que somos parte hace ya un buen tiempo. Parte de la evolución, se ha dado porque nos venden el mismo videojuego varias veces. ¿PERO CÓMO?

Empecemos con el tema de las actualizaciones. Sonaba bastante fregón cuando te decían que tu videojuego favorito recibiría soporte y actualizaciones a lo largo de su tiempo de vida. Todo bien, hasta que te decían que esto tenía un costo y a veces implicaba el volver a comprar el videojuego con esos bonus. O si bien, podías esperar unos años, en lo que salía la versión más robusta de un título.


Entregas como Street Fighter IV, aprovecharon esta situación. O abusaron, más bien. Pues simplemente este título, tiene más de tres ediciones diferentes, las cuales se compraban aparte. Fanáticos, por obvias razones empezaron a quejarse sobre esta acción. Ya de por sí, tener una consola es un lujo, comprar un videojuego también. Y el invertirle dinero para jugar en línea y tener todos los personajes que están tras una barrera de pago... Uff, difícil.


Pero todo se vende, nomás hay formas. Se tomaron de referencia todos los errores y ahora tenemos... entregas actualizables. ¿Cómo es esto? Pues sobre aviso no hay engaño. Te venden una copia de tu videojuego favorito, y posteriormente le añaden contenido. Hay buenas entregas, como Mortal Kombat 11, que estrenó el videojuego con diversos personajes, un modo historia y diferentes modos de juego. O también, esta el caso de Street Fighter V, que entregó un paquete más o menos escueto, donde ha actualizado el paquete desde 2016, trayendo novedades con cada actualización.

En sí, cambiamos la forma de vender el paquete. No deja de ser lo mismo, y de hecho, los mismos videojuegos en veces te prometen que este contenido lo podrás descargar comprándolo con monedas del juego (macheteándole, claramente). O también esta la opción, de comprar el paquete más robusto, esperándote unos añitos.


Ajá, definitivamente todo el universo gamer ha cambiado. Y esto, llegó para quedarse. Muchas veces, esto es por cuestiones de desarrollo y para dosificar el contenido para que el videojuego no aburra tan pronto. Recuerda que todo en este mundo, es una bendita estrategia para venderte. ¿Qué tipo de gamer eres? ¿Eres el que va a machetearse de cero, para entrarle a los títulos aunque tengan poco contenido? ¿O eres aquel que espera un poco para tener algo más completo?

¿Conoces algún otro título que haya aplicado algo similar? Cuéntanos y no olvides echarte unos buenos rounds con tus amigos y la consola de tu gusto.